EL GUINCHO SACA PECHO EN ‘HIPERASIA’

guincho-pulseras (1)

El Guincho cargado de pulseras “HiperAsia” Foto: Adriá Cañameras

El Guincho hace ¡pop! y aparece con un esperado álbum digital que rompe esquemas. Esta última etapa creativa ha residido en Madrid y como le van los retos ha presentado en directo su trabajo HiperAsia (2015, Everlasting Records) en un festival de Música y Artes de Bangkok. Se entiende que el grancanario Pablo Díaz-Reixa aka El Guincho se escapara de España y comprobara qué tanto cala su nuevo trabajo discográfico lejos de opiniones tendenciosas, y qué mejor que ante un público asiático. Obviously. 

Para empezar, la campaña de márketing de “HiperAsia” está en alza. A la promo de una videocreación virtual llamada ‘La Aventura lírica Animada‘, le siguió la puesta en venta del reloj-pulsera de goma que activa los temas nuevos y demás contenido inédito. Material que da opción al moderno comprador online mientras deja en espera hasta el 12 de febrero a escépticos y coleccionistas de discos en formato convencional. Por lo visto, la revista española Rockdelux regala el álbum a los que se unan este mes a la suscripción anual por correo. Con tanto artículo estos métodos parecen las recompensas de una campaña de crowdfunding. Pero llamémoslo crear tendencia.

En ‘Cómix‘, primer tema en formato videoclip del nuevo trabajo en el que repite con el sello barcelonés CANADÁ Editorial, pone voz robótica a Chef P. (cheche-chef P!) mientras la vocalista urbana Mala Rodríguez le sigue el juego. Ahora le va más esto ‘que la marcha tropical…’, que diría la amiga gaditana. Los adelantos ‘Mis Hits‘ y ‘Rotu Seco‘ pusieron patas arriba la ‘vieja esencia’ del productor canario. Pero bueno, estábamos avisados. A decir verdad, El Guincho sigue en su línea: haciendo lo que le da la gana, rallándonos la cabeza con sus variopintos sonidos electrónicos y afinando nuestros oídos a su puzzle de letras pero, ahora sí, con la cabeza alta y sacando pecho. ¡Buenaaa! 

Pablo, el pibe recatado que le gusta coger olas, que viaja a Barcelona, que toca la batería en Coconot y que ‘padece’ una inquietud musical alejada de tópicos, era conocido por unos pocos hasta que -recordemos- llega a oídos de Pitchfork. Así conquista buena parte del mercado internacional con la frescura de Alegranza! (2008, Discoteca Océano) y con ‘Bombay’, acuñando el término tropicalismo 2.0. Años más tarde, se centra en producir para otros y trabaja con las bandas Extraperlo y Los Punsetes e incluso para la excéntrica Bjork, que le sirven para actualizar su curriculum vítae.

A mi entender se coge el punto a la música de El Guincho si entiendes sus (posibles) influencias. Porque lo que él hace no (sólo) va dirigido a un sector concreto, el que ya sabe de su existencia, sino al que es capaz de desdibujar límites y se deja sorprender como si fuera la primera vez. Su manera de componer y la auto-producción son motivo de expresión artística, culturalidad, raíces y de una vida desarrollada con tecnología. En una lista de reproducción (toda) suya puedes encontrar folklore canario, pop sudamericano, sonidos caribeños y ahora bases urbanas al estilo americano.

Se disfruta (y mucho) siempre y cuando uno se salga fuera de los cánones mediáticos. Por un lado, sabemos que si esto lo firmara un extranjero de habla inglesa, molaba (muchísimo) más porque ya sabemos que en España nuestra doble moralidad es así: contradictoria y rebajada. Y bueno, por otro lado, quien quiera escuchar temas orgánicos que rebusque en su discografía desde “Folías” (2007).

El_Guincho_Hiperasia_1500

Portada “HiperAsia” Diseño: Stanley Sunday

Algunos festivales nacionales como Territorios Sevilla y Trafalgar Festival le tienen en cartel, y a ver quién le pone en el line up… ¡Donde se pongan gallitos, que suenen bien los graves! Exceptuando la actuación en Tailandia, poco se sabe de cómo será su nuevo directo. Lo que ya se sabe es cómo suena “HiperAsia” al completo porque la web Noisey ha colgao la premiere y es para flipar. Desde esos títulos de canciones: ‘Pizza’, ‘DeBugas’, ‘Sega’, ‘Abdi’,Pelo rapado‘, ‘Stena Drillmax’, ‘Muchos Boys’ hasta ‘Zona wi-fi‘, la última con estas declaraciones: “No sé cómo llegó tan lejos ese canario / Soy de Las Palmas y fue con mi imaginario allí.

Piénsalo: habría sido una estancada en la evolución sonora -y personal- del isleño. El Guincho puede y se merece coger aire. Por citar otra de sus magníficas letras: “Voy a ser siempre como yo quiera, voy a seeer (yeye) siempre como yo quiera“. Y así lo demuestra su regreso a las redes sociales. Un sorpresón. La puntual y escasa presencia estos años atrás en los medios al uso llama ahora a quienes captan la verdad de su mensaje y sirve para constatar que su seña (común) de identidad es múltiple y difícilmente sustituible.

Anuncios

Y ustedes, ¿qué piensan?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.