‘KE SIGA LA FIESTA’, NATURE, COMIDAS: VERANEO (I)

¡Ainssss! Hace nada estábamos a un día para dejar agosto… y ya hemos dejado -en teoría- el verano atrás. Ya que se habló del síndrome post-vacacional, aquí traigo una serie de momentos que lo refrescaron, musicalmente hablando. Los mejor es que recordarlo me devuelve a esos diítas buenos de calor estival que pasé. De festival en una playa de Cotillo a ‘bailoteoquetepego’ en una sala de conciertos.

Como no, empezamos por el Fuertemúsica …o FEM 2013. Los chicos de Cumbia Ebria se pasearon este año por el festival y mis ganas de verles se quedaron en eso: ¡ganas! Sumo y sigo. Aún no consigo responder a “¡¿cómo que te lo perdiste?!” Yo que quería escuchar ‘C.U.L.O.’ y bailar la cumbia con Satán… Según comentarios de conocidos, su directo estuvo al nivel de lo esperado: un buen guateque al atardecer, aunque con la contra de la baja asistencia de público que supuso abrir el segundo día de conciertos.

Eso sí, el resto de grupos me los goce, al igual que las sesiones de djs. Hay muchos momentos para rememorar, y vivir los conciertos allá en el meollo es donde se contagia una energía abrumadora entre la gente, que hace que todo se multiplique y se disfrute al máximo. La banda grancanaria The Monos, que actuó el primer día, presentó las canciones de su último disco “Ke siga la fiesta” y plasmó en el escenario la fusión de rock, funk, ska… y su particular inclusión del timple. El público respondió brincando todo lo que quiso y agradecidos quedaron. Aquí la grabación del concierto por el canal local Tindaya TV.

Cartel concierto Bomba Estéreo“Bomba Estereo in da jaaaausss” o lo que es lo mismo, Bomba Estereo dándolo todo allá por donde pasa. Terminada su gira por Sudáfrica y empezando el Pure Love Tour por España, la banda colombiana se trajo el combi-mix de cumbia electrónica y folklore sureño a Las Palmas. En esta agrupación todos destacan por igual y forman lo que son. Si se prescindiera de alguno, la banda ya perdería… identidad. Por eso Simón Mejía, bajista y programador, decidió en su momento formar banda y que tuviera una vocalista: la ‘diosa de los barriosbajos’, Liliana Saumet. Una fuerza que transmite la tía… Hubo momentos en que se me iba la cabeza y mejor cerraba los ojos (¡…!) Uhhh psicodelia a tope: las lucesitas destellantes de colores, los ‘tucumpáh’ sin fín del batería… Uf ¡¿y el guitarrista girando aquello del sintetizador que parecía que iba a echar humo?! ¡Buenoooo! Del album “Elegancia Tropical” el tema estrella fue ‘Pajaros. De las viejas faltó ‘Cosita Rica‘… Luego con aquel tema que desconocía: “qué bonito es bailar apretao, qué bonito es bailar pegao, ay qué bonitooo” se creó un momento ahí, agradable. Se bailó champeta x1000 y llovió sudor de aquel local… ¡1kg menos de agua corporal!  En fin, como 1 hora y media con la mente orbitando Júpiter (en serio). Sí que sí. Buen ambiente y diferente localización respecto a la primera vez (en la edición grancanaria del festival Eólica, en 2011) que el grupo actuó en la Isla. Acertada apuesta musical que llevó Salan Producciones al The Paper Club, local de conciertos situado en la zona céntrica de Vegueta-Triana y ha acogido en dos años que lleva en funcionamiento otras muchas actuaciones de gran expectación.

¿Más música? Fuel Fandango y “Trece Lunas”, el último y segundo disco de la banda que, por tener, tiene hasta un toque más rockero. Temas como ‘Trece Lunas‘ -el único cantado entero en castellano, por cierto- son ideales para uno recorrerse la costa que va hasta el pueblo de Corralejo, por ejemplo. Nature es para escucharlo en donde se respire aire fresco y se aprecie un amplio paisaje, lejano, con eco… como algún rincón del pueblo de Betancuria, capital histórica de Canarias. Aunque sí, lo más que ideal habría sido echarse un viajecito a Lanzarote o a Gran Canaria -respectivas procedencias del guitarrista Ale Costa y el baterista Carlos Sosa- para escuchar en directo los conciertos que dieron en junio en las dos islas antes mencionadas. Justamente uno fue en The Paper Club.

Y si apetece ya algo más exótico, peculiar y crudo: “Comidas”. La voz y el ingenio del grancanario Hernando para escribir letras bizarras y cantarlas acompañadas del raqueo de un timple como instrumento base no pasan desapercibidos.

Portada álbum 'Comidas' de HernandoPop-folk, corillos a dos voces, fondo ambiental acuático, solos de guitarra pa’ tararear... Bastantes detalles sonoros y rítmicos. 10 temas que mantienen la línea del disco anterior, si nos referimos a sinceridad ‘al canto’ en formato pop. Porque la temática algo ha variado. Este disco muestra sosiego sentimental con la idealizada ‘Hombre Perfecto’ o con Si hay amor’ aunque en temas como ‘Me importa’ y ‘Flor de Loto’ sigue desquitándose de alguna relación ‘sexu-amorosa’, como en el álbum de debut. En resumen, porciones terapéuticas que saben amargas, agrias, dulces… Así saben.

Anuncios